Perro rescata a un perro perdido

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Un amigo canino bastante inteligente logró guiar a su dueño hasta donde se encontraba un perro atrapado en un agujero.

Pawel, dueño de Gucio salio a dar un paseo con su eterno acompañante. El camino lo hicieron por un sendero boscoso en Polonia. Gucio siempre va libre pues es un perro muy ubicado y obediente que no necesita estar cerca de su dueño para hacer caso a las indicaciones.

Gucio siempre va cerca de su amo aunque en algunas ocasiones se aleja un poco para explorar y regresa en cuanto siente que ya se esta alejando demasiado. En una ocasión el amigo canino caminó demasiado rápido y no volvió como frecuentemente lo hace, esto preocupó a Pawel.

“Siempre regresa cuando lo llamo. Pero cuando dije su nombre, Gucio no regresó.” Pawel fue caminando por donde vio que su amigo había pasado pero no tuvo éxito para encontrarlo.

Gucio duró varios días perdidos y aunque Pawel tuvo intentos exhaustos por encontrarlo, no tuvo ningún éxito. Algunas personas se sumaron a la búsqueda e intentaban encontrar al fiel amigo sano y salvo.

Entre las personas que ayudaban a Pawel en la busqueda se encontraba un hombre que tenía un perro Jack Russell Terrier llamado Diego. Diego y el hombre caminaban en búsqueda de Gucio cuando de pronto el cachorro empezó a dirigirse hacía un lado inquieto y jalando de la correa que sostenía su dueño.

Todos avanzaron hacía donde Diego indicaba y encontraron un agujero profundo que estaba muy escondido y complicado de llegar. Cuando pudieron acercarse se dieron cuenta que estaba atrapado un perrito: ¡Gucio estaba con vida!

Encontraron a Gucio demacrado, flaco y exhausto. No ladraba ni se movía. El dueño de Diego regresó a su casa por una escalera para poder sacar a su amigo en problemas. Inmediatamente avisaron a la esposa de Pawel y la mujer avisó al preocupado padre de Gucio.

Gucio permaneció en el agujero al rededor de 32 días y los veterinarios creen que pudo sobrevivir gracias a que la nieve del lugar se derretía y caía para hidratarlo. Además, que siempre mantuvo sus ganas de vivir.

Poco a poco, el perrito fue recuperando peso y ánimo. Todos le daban amor y cuidados para que su recuperación fuera rápida y viable.

Gucio y Diego se volvieron buenos amigos y sus dueños organizan citas de juegos para que sus amigos caninos convivan y pasen un buen rato.

Disfruta de todo el contenido de EstrellaTV aquí: estrellatv.com