Un puma rescatado vive como un gato hogareño

Puma y dos humanos

La pareja rusa de Mariya y Aleksandr Dmitriev, decidió adoptar a un puma rescatado en el zoológico Saransk en Penza cuando solo tenía 8 meses de edad. Lo llamaron Messi en honor al astro del fútbol Leonel Messi.

Messi fue una de las 3 crías nacidas en el zoológico, los restantes fueron llamados Suarez y Neymar. Los nombres fueron elegidos para celebrar que en la ciudad se llevaban a cabo 4 partidos del Mundial. La suerte de Messi fue diferente a la de sus hermanos pues nació con problemas de salud.

Mariya y Aleksandr se enamoraron de Messi y decidieron adoptarlo, ya que habían soñado con tener un gran felino. «Siempre pensaba que tendría un lince, nunca un puma. Es difícil de explicar, pero creemos que tener este puma es parte de nuestro destino», dijo Aleksandr en una entrevista.

La pareja cuenta que se tomaron su tiempo para tomar una decisión, ya que se preguntaban si era normal tener un puma, pero su amor por el animal fue mayor. «Así que fuimos al zoo y comenzamos las negociaciones para comprar a Messi. Nos sorprendimos cuando estuvieron de acuerdo», comentaron.

Poder darle a Messi los cuidados que necesita ha sido todo un reto para sus humanos, no solo porque se trata de un animal salvaje, también por los cuidados médicos específicos que requiere debido a su enfermedad. «Estaba bastante débil y requería mucha atención».

Al ser un puma necesita ejercitarse constantemente, sus padres decidieron comprar un abrigo, un arnés especial y comenzar con sus paseos. De acuerdo con Aleksandr, Messi solo creció dos tercios del tamaño de un puma normal y solo pesa 90 libras, aunque eso es 10 veces más que un gato promedio.

«Es como un perro. Empezamos sacándolo a pasear paso a paso. Antes no había sido muy activo, ahora damos 2 buenos paseos al día, como debe ser. En este sentido no es muy distinto de tener un perro». Aunque es muy parecido a un perro, cuentan que fue complicado entrenar a este gran felino, pero finalmente lo lograron gracias a que encontraron una escuela de entrenamiento de perros a la que podía asistir.

Su comportamiento solo convenció a sus humanos de que ahora es un miembro de la familia y que no hará nada malo, a excepción de algunas travesuras. «Es muy amable y le gusta el contacto. Se lleva muy bien con la gente».

Esta pareja de rusos ha proporcionado de todo lo necesario a Messi en su espacio, incluso han creado una decoración en el pasillo con un árbol, paredes de bambú y un sitio para esconderse.

«Es como un gato pero grande. Tiene todos los hábitos de un gato». Muchas personas han cuestionado si el puma no debería vivir en un santuario o reserva, pero ellos se encuentran convencidos de que él no podría vivir con otros animales salvajes por su crianza.

¿Tú qué opinas sobre esta increíble decisión?

Disfruta de todo el contenido de EstrellaTV aquí: estrellatv.com