Bebé elefante es rechazado por su rebaño y una perrita se hace su amigo

Además de ser animales muy inteligentes, los elefantes son conocidos por ser animales muy sociables y suelen prosperar en su rebaño. Pero este pequeño bebé elefante no corrió con la misma suerte, pues fue rechazado de su manada por tener una enfermedad crónica.

Las posibilidades del la pequeña Ellie para sobrevivir en la naturaleza no eran nada alentadoras. Afortunadamente, varios voluntarios del Orfanato de Rinocerontes lo rescataron y llevaron al pobre bebé elefante al santuario de Zululandia, Sudáfrica, en donde fue atendido con cuidados especiales.

El orfanato está enfocado en cuidar a rinocerontes, pero esto no fue impedimento para aceptar a Ellie. El personal del lugar hizo todo lo posible para inventar una nueva fórmula de leche, ya que tenía alergia a cualquier tipo de leche. Con arroz bien cocido, con minerales y proteínas, lograron conseguir una mezcla que acepto el cuerpo de la cría de elefante.

Con el paso de tiempo y mucha paciencia, Ellie fue ganando peso y fuerza, lo que la ayudó para que poco a poco se recuperará de su enfermedad. A pesar de que avanzaba positivamente en cuanto a su salud física, todavía le faltaba algo, estaba muy sola.

Cuando perdió la oportunidad de interactuar con su familia de elefantes, Ellie enfrentó problemas psicológicos. Los voluntarios no sabían cómo ayudar a la pobre criatura con sus necesidades sociales. La ayuda no tardó en llegar, pues una ex perrita de servicio llamada Duma, salvó al triste elefante de su dolor.

De inmediato, Duma y Ellie crearon un fuerte lazo que los volvió inseparables y nació una hermosa amistad. Los tiernos animales juegan en la pila de arena y les gusta perseguirse entre ellos. La vida de Ellie cambió por completo y se convirtió en una alegre y feliz elefante. Gracias a su nueva amiga Duma, Ellie logró superar su dolor y olvidarse dee la soledad.

Mira su historia completa en el siguiente video.

Disfruta de todo el contenido de EstrellaTV aquí: estrellatv.com