Abandonan 5 veces a un perrito por maleducado pero solo era sordo

Perrito sordo

Un perrito fue abandonado en un refugio por no acatar órdenes, pero lo único que necesitaba era paciencia y un examen para conocer su condición: es sordo.

Ivor es un perrito que tuvo que sufrir el abandono de cinco familias que lo devolvieron por su mal comportamiento. El pequeño fue devuelto por sexta vez y sus cuidadores no sabían que era lo que pasaba, así que le hicieron exámenes médicos. Tras los estudios se percataron que el cachorro tenía problemas de audición razón por la que no podía entender a sus adoptantes.

Por suerte lograron encontrar una manera de comunicarse con él a señas y ahora vive acompañado de su comprensiva dueña. Los rescatistas de la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals no entendían qué es lo que pasaba con el lindo perrito. Cada familia explicaba que no acataba órdenes como si no escuchara, y creían que se trataba de problemas conductuales. Pero una vez que profundizaron se dieron cuenta que Ivor no estaba ignorando a sus dueños, sino que no podía escuchar.

Las personas lo abandonaron sin saber que se trataba de un perrito sordo, así que los especialistas empezaron a buscar alternativas para comunicarse con él. Una vez que comenzaron a tomar como alternativa el lenguaje de señas le comenzaron a buscar nuevamente un hogar.

Los entrenamientos comenzaron con comandos básicos con señas e Ivor sorprendió al demostrar su inteligencia y disciplina. Sin lugar a dudas era un canino obediente, solo tenía una discapacidad que no le permitió demostrarlo en el pasado. Uno de los primeros comandos que aprendió fue el de acercarse y poco a poco comenzó a conocer más.

Fue en ese momento que sus cuidadores determinaron que estaba listo para encontrar una familia que tuviera paciencia. Así fue como llegó Ellie Bromilow a su vida, ella se enamoró del perrito y fue muy comprensiva con su condición por lo que decidió adoptarlo. Ellie quería enseñarle más y así crear un vínculo más fuerte para entenderse mejor.

Su nueva madre humana estudió y añadió más comandos y se sorprendió al darse cuenta de la gran inteligencia de Ivor. «Ya había aprendido órdenes como sentarse y venir, del personal en el centro de la RSPCA, pero ahora sabe mucho más como cuando le dices acuéstate o da la vuelta», dijo Ellie en una entrevista.

Ahora Ivor es el favorito de la familia y ha logrado avanzar mucho, recibiendo todo el amor y paciencia que necesitaba. Se comunica con señas y le encantan los paseos, y a través de una página de Facebook, Ellie comparte el día a día de su perrito para crear conciencia respecto a la adopción de mascotas con discapacidades.

Disfruta de todo el contenido de EstrellaTV aquí: estrellatv.com