La OMS advierte un desabasto de jeringas y agujas en el mundo para el 2022

La OMS advierte posible desabasto de jeringas para 2022

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que para el 2022 podría presentarse un desabasto de hasta 2 mil millones de jeringas, lo que afectaría el ritmo de vacunación contra el Covid-19.

La mañana del 9 de noviembre, la OMS señaló que puede existir un desabastecimiento de jeringas que se utilizan para vacunar. Esto podría ocasionar un retraso en los programas de vacunación contra el Covid-19 en distintos lugares del mundo. Aproximadamente, se han aplicado más de 6 mil 800 millones de dosis, lo que representa el doble de todas las vacunas que se inoculaban cada año a nivel mundial.

Es decir que para administrar las vacunas contra el Covid-19 se han requerido el triple de jeringas que antes. «Desgraciadamente, la posibilidad de que haya carencia de jeringas es real», aseguró la experta de la OMS en acceso a medicinas y productos sanitarios Lisa Hedman, en un diálogo con periodistas en Ginebra.

Anualmente se producen 6 mil millones de unidades de jeringas, lo que hace estimar a la OMS que el déficit podría ser de mil a 2 mil millones de jeringas en 2022 sino se hace algo al respecto. Según Hedman, la solución podría ser pasar la capacidad de producción de un tipo de jeringas a otras para así tener un mayor suministro de las que se dedican a las vacunas, aunque sin descuidar las que se necesitan para tratar enfermedades.

La OMS señala que producción de jeringas y agujas no es suficiente

Las jeringas que se utilizaban anualmente en todo el mundo a vacunas y tratamientos médicos sumaban un total de 16 mil millones. El virus del Covid-19 ha aumentado esa demanda hasta los 22 mil millones. Debido a las restricciones de comercio que han afectado a otros productos utilizados en la lucha contra la pandemia, aunado a los problemas de transporte de carga, se teme que las exportaciones de jeringas disminuyan.

Uno de los aspectos más preocupantes para la OMS es la posibilidad de que se reanuden prácticas de riesgo; particularmente la reutilización de jeringas y agujas, situación que se ha registrado con mayor frecuencia cuando estos productos han faltado. «Este es un problema de todos los países, pero es cierto que los países que tienen una capacidad de compra limitada siempre son los más afectados», indicó Hedman.

La OMS alerta sobre esta posibilidad en el desabasto de jeringas y agujas, que podría convertirse en el nuevo símbolo de la disparidad entre ricos y pobres. Este fue el caso al inicio de la pandemia con los equipos de seguridad personal (cubrebocas, gafas, guantes, trajes de protección) que escaseaban, especialmente, en países de menores recursos.

El caso también se ha presentado con las vacunas contra el Covid-19, las cuales se han distribuido por las farmacéuticas en función del poder de compra de los países.

Disfruta de todo el contenido de EstrellaTV aquí: estrellatv.com