joaquín nahuel

Joaquín Nahuel, el niño pastelero que hornea pan para pagar costosa operación

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

La historia de Joaquín Nahuel ha conmocionado al mundo entero, pues además de trabajar como pastelero a su edad, lo hace para pagar una importante operación.

Joaquín Nahuel tiene 10 años. Su historia es conmovedora e inspiradora porque a su corta edad ha logrado cosas impresionantes. Desde los seis años, Joaquín se ha dedicado a hornear deliciosos panes y pasteles. Esto lo aprendió de su familia y también con ayuda de los tutoriales que ve en internet. Sin embargo, su historia tiene un trasfondo todavía mayor, por eso su historia se ha vuelto viral en redes sociales.

El sueño de Joaquín es convertirse en un pastelero profesional, pero se antepone su meta de pagar una cirugía. Cuando tenía siete años tuvo un accidente durante una fiesta familiar. Mientras jugaba se quemó la cuarta parte del cuerpo, y las lesiones que sufrió fueron tan graves que pasó más de un mes en el Hospital de Quemados, en Buenos Aires, Argentina.

A ya tres años del doloroso accidente, Joaquín no se ha rendido, pero necesita una costosa cirugía. La importancia del procedimiento es vital para Joaquín, pues más allá de reconstruir su piel, le ayudará a no perder movilidad en su cuerpo.

Para la primera etapa del procedimiento, se requieren dos mil dólares. Aunque la cantidad es bastante elevada, Joaquín no pierde la fe, pues está seguro de que la gente le seguirá comprando sus ricos pasteles.

Joaquín Nahuel junta el dinero para su cirugía

Para lograr su meta, Joaquín lanzó un tuit en el que promocionó sus productos y explicó su situación.

La madre de Joaquín ha comentado en varias entrevistas que Joaquín comenzó con su pasión por hacer pasteles cuando era muy pequeño. «Arrancó a los seis años cuando mi papá le dijo de hacer bizcochuelos para el té. En ese momento no las hacía con relleno. Después empezó solo a hacerlas con el relleno y luego vino el decorado de las tortas y así comenzó el interés», aseguró Raquel, la madre.

Pero esta historia tiene un final feliz. Resulta que hoy el pequeño pastelero anunció que finalmente había logrado juntar el dinero para viajar a Estados Unidos y operarse.

«Hola, les quería aclarar que la plata de la operación ya la junté gracias a la gente y a las tortas que vendí. Les agradezco mucho a todos. La plata la junté gracias a mi esfuerzo y a la ayuda de ustedes. Les mando un fuerte abrazo», expresó en su cuenta personal.

Disfruta de todo el contenido de EstrellaTV aquí: estrellatv.com